Nuestra filosofía: Prácticas responsables y total respeto por los trabajadores y el entorno

Acerca de
Cosepal

A finales del año 2010 un grupo de cosecheros se asocian para crear Cosepal con el objetivo de constituir una entidad que mantenga un trato personalizado y de respeto hacia el agricultor, así como una labor tradicional en el procesado de la fruta.
Comienzan su actividad en Los Llanos de Aridane (zona oeste de la isla de La Palma), donde de inmediato empiezan a recibir fruta del citado municipio, así como de otros como Fuencaliente, Tazacorte y Tijarafe.
Pronto se unieron agricultores procedentes de diferentes Organizaciones de Productores de Plátanos (OPP) y de otras tantas zonas de la isla, lo que llevó a la apertura de un nuevo centro de trabajo en Breña Baja, al este de La Palma. Allí se recibe la fruta procedente de los municipios de Barlovento, San Andrés y Sauces, Puntallana, Santa Cruz de La Palma, Breña Baja, Breña Alta y Villa de Mazo.
Este rápido crecimiento en ambas vertientes de la isla generó la demanda de agricultores de la zona de Puntallana, Sauces y Barlovento para la instalación de Cosepal en la zona, lo que llevó a la apertura del tercer centro de la isla en al año 2017 en el municipio de Puntallana.
La evolución de Cosepal en la isla de La Palma y su forma de trato respetuoso con el agricultor no pasó desapercibida en la isla de Tenerife y en el año 2019 y 2021 se unen dos centros de empaquetado ubicados en el sur de la isla, en los municipios de San Miguel y Granadilla de Abona, donde la entidad sigue creciendo en base a un trabajo serio y riguroso, gestionando los mismos con la misma filosofía de trabajo que en la isla de La Palma.
En solo unos pocos años y con el esfuerzo de los socios fundadores y de todos los que se han ido uniendo a la entidad, el proyecto de Cosepal se ha consolidado como referente en el buen trato a nuestro más preciado producto, el Plátano de Canarias.
En la actualidad, Cosepal sigue con las misma ambición del primer día: la de brindar al socio la satisfacción del trabajo bien hecho, haciéndolo partícipe del ciclo de vida del plátano más allá de las labores propias del campo. El objetivo es conseguir su participación activa en el proceso de manipulado, para que pueda valorarse adecuadamente el esfuerzo previo llevado a cabo en su finca.
Close Search Window